El “beso de despedida” a Titán y Huygens

Hasta que Cassini-Huygens llegó a Saturno en 2004, su intricado sistema de anillos y sus  lunas eran un misterio. En enero de 2005, la sonda Huygens de la ESA mostró lo que se ocultaba bajo la densa atmósfera de Titán al efectuar el primer aterrizaje(alunizaje) exitoso sobre un cuerpo del Sistema Solar exterior.

Mientras descendía durante 150 minutos, fueron apareciendo entre la bruma formaciones extraordinariamente parecidas a las costas y sistemas fluviales terrestres, pero las temperaturas superficiales de unos -180 ºC, en lugar de agua, estas figuras habían sido erosionadas por metano, un compuesto orgánico simple.

Allí arriba se muestra un conjunto de imágenes capturado por Huygens, que ofrece una vista a 2 km de altitud. Se posó sobre una superficie helada, salpicada de guijarros, y continuó transmitiendo datos a la nave, hasta que Cassini desapareció en el horizonte. Estos datos constituyen un tesoro único de mediciones in situ que los científicos que todavía se siguen estudiando.

En sus 13 años en el sistema saturniano, Cassini hizo 127 sobrevuelos cercanos en Titán, incluyendo el cartografiado por radar de su superficie antes del descenso de Huygens, y el descubrimiento de  lagos y mares de hidrocarburos, que prueban la existencia de un océano global de agua bajo su gruesa corteza, así como una atmósfera repleta de sustancias prebióticas.

Se cree que la atmósfera de Titán sería similar a la de la Tierra antes de que se desarrollase la vida, por lo que podría considerarse un laboratorio a escala planetaria para comprender las reacciones químicas que desencadenaron la vida en nuestro planeta.

Cassini también observó los cambios estacionales en Titán a lo largo del tiempo, incluido el desarrollo de un remolino y nubes de lluvia de metano que se precipitaron sobre la superficie.

Titán también sirvió de apoyo gravitacional para impulsar a Cassini durante su misión, modificando su trayectoria para continuar la exploración del sistema saturniano. Esta tarde, a las 16:04, Cassini efectuará su último sobrevuelo lejano de Titán, que los planificadores de la misión han bautizado como ‘beso de despedida’, con la nave a 119.049 km de su superficie.

Con este sobrevuelo, la nave irá frenando lentamente en su órbita alrededor de Saturno y disminuyendo su altitud. De esta forma acabará sumergiéndose en su atmósfera y posándose de la forma más segura posible para evitar un impacto no planificado sobre alguno de sus inmaculados satélites helados, como Encélado este 15 de septiembre.

Más información sobre “Grand Finale” de la misión.
Más información sobre los descubrimientos en Titán: “Cassini prepares to say goodbye to a true Titan”.  
Más información procedente del archivo de descubrimientos de Cassini-Huygens de la ESA.

Fuente.

Sobre Matias Olate

21 años, Community Manager del Planetario Malargüe, redactor y editor de la web, Área de Sistemas; estudiante de Ciencias Exactas y Naturales, futuro geólogo, divulgador científico, locutor en "Ciencia Malargüe"; escritor, apasionado por las Ciencias.

Autor entrada: Matias Olate

Deja un comentario